viernes, 16 de agosto de 2013

Groupie de la literatura

Cuando alguien empieza un proyecto, sabe muy bien el punto de partida pero nunca el de llegada. Algo parecido le pasó a Débora Nishimoto, una traductora de inglés que luego de recibirse en 2012 y darse cuenta de que su carrera no tenía mucha salida laboral, decidió hacer remeras para mujeres y hombres con inscripciones literarias. En sólo un año, Serendipity se convirtió en una marca muy conocida en las redes sociales: "Gracias a Facebook la marca se hizo conocida", reconoce.

"Necesitaba una remera para mí, quería algo que incluyera a mi autor preferido, T. S. Elliot. Me dí cuenta de que había marcas que ofrecían remeras con ilustraciones de música y películas, pero ninguna hacía algo relacionado a la literatura. Comenzó como algo muy chiquito, pensé en el público del Lenguas Vivas, donde estudié traductorado, y después empecé a dejar prendas en consignación en distintas tiendas. Pasó un año y sin darme cuenta, ahora Serendipity es mi fuente de ingreso", me cuenta por teléfono.  

Si bien la línea de remeras y bolsos está pensada para un público amante de la literatura y de la moda, Débora señala que también se acercan personas que nunca hubiese imaginado. "Mi idea original fue mezclar diseño con literatura. Se acercan madres o personas adultas, pero también estudiantes de Letras. A la hora de diseñar me fijo en el diseño de la estampa, porque la remera es básica. Las remeras y bolsos las hago junto a un amigo que la tiene clara con los programas de diseño. Yo decido la tipografía y el estilo del dibujo".

La calidad del algodón de las remeras es muy bueno y las bolsas de lienzo son ideales para cargar libros - qué otra cosa podría ser -, apuntes o aquellas cosas que no entran en la cartera. La colección de Débora Nishimoto no sólo es original sino que también es accesible: las remeras oscilan entre 130 y 150 pesos y las bolsas de lienzo están a 70 pesos. Para comprarlas, Débora aconseja comunicarse con ella a través de la fanpage de Facebook.

¿Cuál es el modelo que más se vende y cuál es tu preferida?

La que más sale es Rayuela de Julio Cortázar, pero a mi la que más me gusta por el diseño que tiene es la del Aleph de Jorge Luis Borges. Si tengo que elegir las remeras basadas en los libros que más disfruté, sería The Catcher in the Rye de J. D. Salinger o Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez. También uso mucho la bolsa de The Raven de Edgar Allan Poe. 

¿Qué planes tenés para el futuro?

Quiero seguir haciendo remeras y bolsas, entonces trato de innovar con las estampas. Estoy pensando nuevos diseños para fin de año, pero estoy viendo qué es lo que le gusta a la gente porque nunca estoy segura si mis elecciones son acertadas. Hay planes para vender las remeras en España, pero no es nada seguro. Quiero hacerlo más en grande, pero como la marca es mía, me cuesta trabajar en grandes proporciones. Pero siempre en el camino de la literatura, no voy a hacer prendas con otras estampas que no estén relacionadas a la literatura porque es lo que me caracteriza. 
















3 comentarios:

  1. Soy estudiante del profesorado de inglés y este emprendimiento me encanta:)
    La remera de Animal Farm es genial!

    ResponderEliminar