jueves, 7 de noviembre de 2013

Maniquíes para todos y todas

Los que me leen saben que suelo hacer posts que hablan sobre la discriminación que ejerce el mundo de la moda en numerosas mujeres cuyas medidas corporales no se adaptan al 'ideal' impuesto por la industria. Hace poco escribí sobre la tiranía de los talles y cómo las marcas infringen la ley de talles que está en vigencia desde 2009 en la Ciudad de Buenos Aires.

En este contexto es fácil caer en la tentación de afirmar que nunca nada cambiará, pero noticias como la que hoy encontré refutan esta idea negativa. El diario The Huffington Post informa que la cadena inglesa Debenhams incluirá maniquíes de talla 16 - en Argentina sería un talle 44 - en su local de Oxford Street en Londres. Lo mejor de todo es que estos nuevos maniquíes no estarán relegados a una sección especial de tallas grandes, sino que estarán mezclados con sus compañeros, los escuálidos.

El director de Debenhams, Ed Watson, expresó que el objetivo es que otras tiendas imiten esta iniciativa. "La mujer británica promedio es talla 16, pero todas las tiendas usan maniquíes de hasta tres tallas menos. Hemos trabajado en este proyecto por tres años, y esperamos que haga sentir mejor a las personas con sus cuerpos. Pero lo más importante es que otras marcas nos sigan", dijo. 

Debenhams planea introducir maniquíes de talla 44 en los 170 locales que tiene en el Reino Unido. El artículo del Huffington Post cita un estudio cuyos resultados son reveladores: hay tres veces más probabilidades de que las mujeres compren ropa si ven que las modelos de X tienda tienen un tamaño corporal similar. Sería inteligente que marcas nacionales como Yagmour o Portsaid siguieran el ejemplo, ya que ofrecen talles grandes. 

No es la primera vez que Debenhams es pionera en fomentar políticas inclusivas dentro de la industria. Recientemente, lanzaron una campaña gráfica con mujeres con capacidades diferentes, mujeres de más de 60 años y mujeres de tallas grandes. Además, fue una de las primeras marcas en prohibir el retoque digital en las fotos. Debenhams sería algo así como el Che Guevara de la moda, ¿no?

Sin lugar a dudas, que se incluyan maniquíes de otros talles es una muy buena noticia. Es un primer paso, tímido y chiquito, hacia una moda más inclusiva. Debenhams es una de las pocas marcas que entiende que el camino del éxito se logra sólo si respetan a sus clientas. Ojalá no pase demasiado tiempo para que las marcas nacionales imiten esta iniciativa.  

Un hombre arregla la vidriera de Debenhams en Londres.


Los nuevos maniquíes estarán mezclados con sus colegas, los más flacos. 



3 comentarios:

  1. La talla 16 corresponde a un 46 real. Que esto tampoco se corresponda en Argentina es porque allí las tallas están desfasadas Opino con fundamento porque soy talla 42 y recién al vivir en Europa he podido comprarme los pantalones y jeans que se me antojaran. Es una vergüenza que aún existiendo una ley de tallas, nadie la cumpla. Así es que las adolescentes que no son una 36 se frusten y exista tanta bulimia y anorexia, principalmente en Buenos Aires. Las tallas son una cuestión de salud pública, tanto mantenerse en línea (por salud) como así poder vestirse si se tienen las curvas propias de una mujer de origen latino como somos las argentinas. Todo lo demás es para tener exiguas ganancias.

    ResponderEliminar
  2. Quise decir "pingües" ganancias, no exiguas. Sorry.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu aporte. Estoy totalmente de acuerdo con lo que decís: es una vergüenza que las marcas no tengan en cuenta a sus clientas y desde allí debería venir el 'castigo', por así decirlo. Besos!

    ResponderEliminar